Saltar al contenido

1

En el pasado mes de junio, entre los días 23-28, se celebró en la ciudad de Sevilla el 8º Simposio Internacional de Interacciones del Suelo Mineral con Componentes Orgánicos y Microorganismos. Este simposio fue organizado por la Comisión 2.5 perteneciente a la International Union of Soil Sciences (IUSS). La temática específica elegida para este simposio fue la de entender las reacciones interfase de los suelos para lograr una gestión sostenible de los suelos y mitigar el cambio climático.

Desde el Proyecto INTARSU tuvimos la oportunidad de participar en este simposio en la sesión científica titulada “Dinámica de contaminantes en la interfaz del suelo – ¿qué es lo más novedoso y cómo puede la biotecnología ambiental beneficiar a la restauración del suelo y biorremediación?”

Marta Gil Martínez realizó una presentación oral titulada “Tree species effect on soil organic matter and soil microorganisms in trace element contaminated soils” donde presentó los últimos resultados obtenidos del estudio de los efectos de la fitorremediación en suelos contaminados por elementos traza tras el vertido minero de Aznacólllar en 1998. En este estudio se realizó un exhaustivo estudio de los cambios en la materia orgánica del suelo debajo de tres especies de árboles: acebuche, álamo blanco y pino piñonero, y en unza zona sin árbol dominada por especies herbáceas. Además se muestrearon dos zonas localizadas a 15 y 30 km del punto de vertido para estudiar, también, cómo varían los efectos de estos árboles según las propiedades físicas y químicas de los suelos.

Los objetivos de este estudio fueron:

  • Evaluar el efecto de estas especies en diferentes fracciones de la materia orgánica del suelo, tras 15 años de crecimiento arbóreo como parte del programa de fitorremediación.
  • Analizar la influencia de la actividad microbiana en dos zonas contrastadas con diferente estado de degradación.

Los resultados obtenidos de este estudio mostraron que la zona Norte (más cercana a la mina) posee mayor disponibilidad de elementos traza debido al pH ácido y el bajo contenido de materia orgánica del suelo. Entre las especies estudiadas, el pino piñonero tuvo un efecto acidificador en esta zona pero no en la zona Sur (más lejana a la mina) debido al pH neutro y mayor poder tamponador de estos suelos. Este efecto del pino está explicado por el análisis de infrarrojos, el cual mostró en la hojarasca del pino y en los suelos bajo esta especie unos picos característicos de grupos funcionales ácidos (pectinas, resinas y ceras), que no aparecieron en otras especies.

Los efectos de la fitorremediación presentaron un efecto positivo en la cantidad de materia orgánica, comparado con las zonas sin árboles, y esto se vio reflejado en una mayor biomasa microbiana.

Entre las conclusiones de este estudio destacamos el potencial del pino piñonero para acidificar el suelo, pero también esta especie genera una gran cantidad de hojarasca aumentando la materia orgánica del suelo. Además se ha encontrado que la reforestación ha aumentado la biomasa microbiana, por lo tanto, se están recuperando nuevas funcionalidades en los suelos.

Puedes acceder a la presentación en este enlace:

Gil-Martínez M, Fernández Boy ME, Marañón T, Montero González JF, Navarro-Fernández CM, Domínguez MT (2019). Tree species effect on soil organic matter and soil microorganisms in trace element contaminated soils. 8th International Symposium on Interactions of Soil Minerals with Organic Components and Microorganisms (Sevilla).

Acaba de nacer la Sociedad Ibérica de Ecología SIBECOL la cual agrupa científicos/as y profesionales portugueses y españoles de todas las áreas de la ecología: teórica, terrestre, marina y de aguas continentales. Su principal fin es fomentar la ecología y dar a conocer los trabajos científicos que se están realizando en sus distintos ámbitos.

Para celebrar la creación de la Sociedad y conocer los nuevos avances científicos en ecología, el pasado 4-7 de febrero se celebró el Primer Congreso SIBECOL, junto con la XIV Reunión de la Asociación Española de Ecología Terrestre (AEET). El lugar de celebración fue la Facultad de Biología de la Universidad de Barcelona (España).

Este congreso se celebró en un tiempo y lugar emblemático debido a que en 2019 se conmemora el centenario del Profesor Ramon Margalef. Margalef se erigió como uno de los ecólogos más relevantes del siglo XX y se convirtió en el primer profesor de Ecología de España en la Universidad de Barcelona, ​​donde tuvimos la oportunidad de reunirnos todos los ecólogos ibéricos.

Desde el Proyecto INTARSU no quisimos perdernos este importante evento para la ecología y tuvimos la oportunidad de presentar nuestro último estudio con un póster titulado “Phytostabilisation of trace elements with different tree species revealed a species-specific effect on soil functioning”. Este trabajo ha sido posible gracias a la colaboración de investigadores del IRNAS-CSIC, la Universidad de Sevilla y la Universidad de Reading (Reino Unido). Fue presentado en la Sesión Temática 14 “Organisms and ecosystem responses to global change in soils and sediments”, organizada por el Grupo Interacciones Planta-Suelo de la AEET.

En este trabajo presentamos los efectos que diferentes especies de árboles (acebuche, álamo blanco y pino piñonero) generan en las propiedades abióticas y bióticas del suelo. La zona de estudio, conocida como el Corredor Verde del Guadiamar (Sevilla), sufrió en 1998 una grave contaminación debido al vertido minero de Aználcollar. Tras un proceso de remediación del área afectada, diferentes especies de árboles y arbustos fueron plantadas y 15 años después estos árboles han generado cambios en el suelo. En relación a los nutrientes del suelo hemos encontrado que la cobertura con árboles ha aumentado la fertilidad de los suelos en comparación con suelos cubiertos por plantas herbáceas. Entre las especies estudiadas, la plantación de álamo blanco ha ayudado a neutralizar el pH del suelo, sin embargo, el pino piñonero ha acidificado el suelo, lo cual es un efecto no deseado ya que está aumentando la disponibilidad de elementos traza. La actividad microbiana del suelo ha presentado diferencias entre las especies de árboles y hemos encontrado que las actividades enzimáticas que controlan los ciclos de C, N y P son altamente dependientes del pH del suelo. En resumen, hemos observado que existe un efecto de las especies plantadas en los suelos con consecuencias directas en la funcionalidad del suelo.

Gil-Martínez, Marta; Domínguez, María Teresa; Navarro-Fernández, Carmen María; Tibbett, Mark; Marañón, Teodoro (2019). Phytostabilisation of trace elements with different tree species revealed a species-specific effect on soil functioning. En: Abstract book. 1st Meeting of the Iberian Ecological Society & XIV AEET Meeting. Ecology: an integrative science in the Anthropocene. February 4-7, 2019, Barcelona (Spain), page 269. AEET, Madrid, DOI: 10.7818/SIBECOLandAEETmeeting.2019.