Saltar al contenido

Rehabilitación de escombrera en la mina de Tharsis

La restauración de antiguas zonas mineras, en particular si están ubicadas cerca de ciudades o pueblos, es esencial para reducir sus riesgos potenciales para la salud humana y minimizar sus impactos visuales.

En este estudio, liderado por investigadores del IRNAS-CSIC, en colaboración con investigadores de la Universidad de Sevilla y de la Agencia de Medio Ambiente y Agua de Andalucía (AMAYA), se ha evaluado la efectividad de la rehabilitación de una escombrera (Cabezo de los Gatos), derivada de la actividad minera, junto al pueblo de Tharsis (Huelva). El proceso de rehabilitación, realizado hace doce años, consistió en la remodelación de la pendiente de la escombrera, la aplicación de enmiendas calizas y posterior aplicación de una capa de suelo. Finalmente, se plantaron árboles y arbustos propios de la zona y se aplicó una hidrosiembra con mezcla de semillas de arbustos y herbáceas.

Los resultados obtenidos muestran que las medidas aplicadas fueron exitosas, de forma que doce años después, la vegetación leñosa cubre la parte superior de la zona rehabilitada y proporciona un paisaje visual verde para los habitantes del pueblo. Además, se ha comprobado que la vegetación que crece en la zona superior no presenta niveles importantes de elementos traza (potencialmente tóxicos) en su parte aérea.  

En contraste, la parte inferior de la ladera está casi desprovista de vegetación. Además, algunas de las plantas que crecen en la base de la ladera, como la jara pringosa (Cistus ladanifer), presentan concentraciones de cadmio (Cd) por encima del nivel máximo tolerable para los animales; por tanto, representan un riesgo de toxicidad para el ganado.

Interpretamos que esta anomalía está relacionada con el drenaje ácido de la escombrera que provocó una fuerte disminución del pH del suelo en la parte inferior de la ladera. En consecuencia, se produjo una mayor disponibilidad de elementos traza potencialmente tóxicos y su acumulación en las hojas de las plantas. Este efecto adverso se manifestó en una menor cobertura de la vegetación.

En vista de los resultados obtenidos, se propone una técnica alternativa para restaurar escombreras de minas, mediante la clasificación y manejo selectivo de los residuos extractivos. Esta técnica consiste en gestionar los residuos de excavación y seleccionarlos por sus propiedades geoquímicas; separando los materiales potencialmente generadores de ácido y los no generadores de ácido. Posteriormente, los desechos no generadores de ácido deben colocarse en la parte externa de la escombrera, como una cubierta protectora que evite la contaminación del agua. Así se reducen las tasas de infiltración, las filtraciones y el efecto negativo del drenaje ácido de la mina.

El estudio se ha publicado en la revista Journal of Environmental Management:

Madejón, P., Caro-Moreno, D., Navarro-Fernández, C.M., Rossini-Oliva, S., Marañón, T. (2021) Rehabilitation of waste rock piles: Impact of acid drainage on potential toxicity by trace elements in plants and soil. Journal of Environmental Management, 280, art. no. 111848.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *