Saltar al contenido

Riesgos de toxicidad para la cadena trófica en el Corredor Verde del Guadiamar

El accidente de la mina de Aznalcóllar (Sevilla), en abril de 1998, fue una catástrofe ecológica y socioeconómica de gran repercusión internacional. La recuperación y restauración del área afectada por el vertido minero transformó una zona devastada y contaminada, en el actual Paisaje Protegido Corredor Verde del Guadiamar. A pesar de que la recuperación de la zona fue un éxito, la contaminación residual aún está presente en este espacio protegido.

Una de las principales amenazas del vertido fue la presencia de elementos traza potencialmente tóxicos, como As, Cd, Pb y Tl, en el suelo contaminado. Existe por tanto un riesgo de toxicidad por su posible transferencia desde el suelo a la cadena trófica, ya que los contenidos de estos elementos en concentraciones elevadas pueden ser perjudiciales para el ganado y los animales silvestres, así como para la salud humana.

Un equipo liderado por el investigador del IRNAS-CSIC José Manuel Murillo, junto con las investigadoras Paula Madejón, María Teresa Domínguez y Engracia Madejón, ha publicado el capítulo de libro titulado “Riesgos para la cadena trófica en el Corredor Verde del Guadiamar”. En este capítulo se recogen la mayor parte de los estudios realizados en el Corredor Verde sobre la transferencia de elementos traza a distintos niveles dentro de la cadena trófica, durante los 20 años transcurridos desde el accidente, y se evalúa el correspondiente riesgo potencial de toxicidad para animales y para el consumo humano.

Caballo pastando en el Corredor Verde del Guadiamar (foto de M.T. Domínguez).

Se describen con más detalle tres estudios de casos relevantes llevados a cabo por investigadores del IRNAS: el posible efecto tóxico sobre los caballos que pastan en el Corredor Verde, la acumulación de elementos traza en caracoles terrestres, y la transferencia y acumulación de elementos traza en setas. Tanto los caracoles como las setas son alimentos silvestres que pueden recolectarse en el Corredor Verde y ser consumidos por los vecinos de la zona.

Finalmente se explica razonadamente por qué se advierte a los vecinos de las poblaciones cercanas al Corredor Verde que no se recolecte para consumo humano ningún producto procedente de la zona contaminada.

Referencia

Madejón P, Madejón E, Domínguez MT, Murillo JM (2020). Riesgos para la cadena trófica en el Corredor Verde del Guadiamar. En: P Madejón y T Marañón (eds.), Recuperación de suelos y provisión de servicios ecosistémicos en el Corredor Verde del Guadiamar, págs. 113-135. Editorial CSIC, Madrid.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *